Domingo, 18 de Abril de 2021      

Doña Paula Albarracín de Sarmiento, la madre de Domingo Faustino

José Clemente Sarmiento Funes y Paula Albarracín, padre de Domingo Faustino Sarmiento.
Doña Paula Albarracín nació en la provincia de San Juan un 27 de junio del año 1774. Fue la madre de nuestro prócer Sarmiento. Una mujer que para nada pasó desapercibida. Vivió más de 80 años.

Sus padres fueron Juana Irrazábal y Cornelio Albarracín, descendiente de nobles españoles. El matrimonio tuvo varios hijos y Paula quedó huérfana a temprana edad, motivo que la llevó a enfrentar la vida con entereza.


Formó matrimonio con José Clemente Quiroga Sarmiento y Funes en 1801. Nacieron muchos hijos, 14 en total, de los cuales algunos y en su mayoría murieron a corta edad. Los que sobrevivieron fueron Procesa (artista), Bienvenida (fue directora de varios colegios), Paula y Rosario (obreras en el bordado y tejido) y Domingo Faustino Sarmiento, el maestro.

Doña Paula. Madre del prócer. Nació el 27 de junio de 1774. Supo criar a sus hijos con escasos recursos económicos ayudándose con su telar y las labores domésticas. Muere en San Juan el 22 de noviembre de 1861.
La infancia del Sarmiento aparece sostenida por la figura de la madre, en tanto la del padre esta menos valorada debido a su ausencia. El padre generalmente permanecía fuera de casa por desempeñarse como capitán de milicias durante la Campaña Sanmartiniana.


Paula prácticamente levantó sola su casa y su hogar, una casa humilde en el Barrio El Carrascal sobre la calle que lleva el nombre de “Sarmiento” en su honor hoy día en nuestra provincia. Gracias al producto de sus tejidos reunió una cierta cantidad de dinero, y con la ayuda de dos esclavos levantó los cimientos de la misma, hoy Casa de Sarmiento y Museo Nacional. Tenía solo 23 años.


Paula heredó un solar, donde había una higera, sitio que escogió para su compañero, el telar. En ese lugar levantó su casa, la que conocemos.

La herencia que recibió de su padre marcó su pobreza, pero no la determinó. Paula siempre buscó la manera de salir adelante. Realizó diversas actividades artesanales para mantener su familia. De la ya mencionada, también fue hilandera, tintorera y bordadora.

Ella fue inculcada en la religión por las lecciones de don José Castro, predicador de su tiempo. Estos principios fueron trasmitidos a sus hijos mediante el rezo, la devoción a los santos y sus prácticas en la vida cotidiana. Siempre estuvo ocupada por la formación de hombres de bien en todos sus hijos.

1860 - Paula Albarracín de Sarmiento y su hija Procesa. Esta imagen muestra a la izquierda a Procesa Sarmiento de Leonir, hermana de Domingo Faustino Sarmiento. A la derecha se ve a doña Paula Albarracín de Sarmiento, quien nació en la provincia de San Juan un 27 de junio del año 1774. Formó matrimonio con José Clemente Quiroga Sarmiento y Funes en 1801. Nacieron muchos hijos, 14 en total, de los cuales algunos y en su mayoría murieron a corta edad. Los que sobrevivieron fueron Procesa (artista), Bienvenida (fue directora de varios colegios), Paula y Rosario (obreras en el bordado y tejido) y Domingo Faustino Sarmiento, el maestro, gobernador de San Juan y presidente de la Nación entre otros cargos que desempeñó. (Fuente: publicada en Facebook del Archivo General de la Nación Argentina - AGN-AGAS01-rg-Fondo Notables-II-439.)
Es diverso y numeroso el material bibliográfico escrito sobre Sarmiento en el que puede consultarse para conocer sobre su madre. El AGP (Archivo General de la Provincia) destaca Vida de Nuestro Señor Jesucristo, obra escrita por el mismo Domingo donde refleja el catecismo recibido por su madre.


También es recomendable Paula y su hijo. Penar de Sarmiento en el destierro. O el libro Los Eucaliptus, los mimbres y la Higuera de Sarmiento. Además de escritos de producción propia como Un aspecto discutido de la Vida de Sarmiento.

El libro Recuerdos de Provincia, es una autobiografía que escribió el propio Domingo Sarmiento. En este es resaltada la memoria y el recuerdo que tienen que ver con su origen; un retorno a la provincia natal y a su patria, a su infancia y a su hogar. Es decir, una doble identificación con la maternidad.

En este libro escribió un capitulo con especial dedicación a su madre y un verso muy significativo es el que expresa “La madre es para el hombre la personificación de la providencia, es la tierra viviente que se adhiere al corazón, como las raíces al corazón”. (SARMIENTO, P. 107). Allí, a través de su particular estilo de escritura, resalta, valora y anhela a su madre. El maestro subraya que a pesar de las diferentes circunstancias que les tocó atravesar a la familia, ella supo sortear las complejidades de la vida en medio de una pobreza profunda. Sarmiento agradece esa mamá que lo dio todo por sus hijos. A modo de ejemplo, este libro relata como doña Paula, con edad avanzada, cruzó la Cordillera de los Andes para ver a su hijo que se encontraba en Chile.

Además, Sarmiento la describe de un modo sagrado o espiritual, “(…) su alma, su conciencia, estaban educadas con una elevación que la más alta ciencia no podría por si sola producir jamás. (SARMIENTO, P. 109).



Sus hijas también practicaron las artesanías de su madre y siguieron su ejemplo en el esfuerzo, la labor y la superaron en la educación. Mujeres que, como sabemos, también fueron destacadas sanjuaninas.

El Archivo General de la Provincia tiene bajo custodia y resguardo documentos que remiten a ella. Por ejemplo, instituciones que llevan en honor su nombre, como la Escuela Paula Albarracín de Sarmiento. Una escuela provincial creada en el año 1925 que comenzó con educación pre- primaria y primaria. “(…) ! hija amada del deber y dignificadora constante de la noble virtud de la pobreza! Establecimiento que nació para honrar su vida e inculcar el ejemplo a los sanjuaninos.


Toda su vida tejiendo para mantener su familia, consecuentemente le ayudó a perder la vista con el tiempo. Murió el 21 de noviembre de 1861.

Lo cierto es que Paula Albarracín fue una mujer muy similar a las de hoy por su constante lucha y fortaleza contra las adversidades que la vida va presentando. Seguir su ejemplo es el mejor homenaje que podemos rendirle.

La moral, la humildad y entereza la caracterizaron y se reflejaron en sus hijos. Sus enseñanzas continúan vigentes y son las que engrandecieron a sus hijos, sobre todo en Sarmiento.

Sarmiento dice al respecto: ¡Bienaventurados los pobres que tal madre han tenido! Bienaventurado el hijo que supo agradecer, valorar y honrar a su madre.


Fuentes:

· Fotografía gentileza del Archivo General de la Nación, Recuperada de: https://bit.ly/2ZhO4OK

· Caja Nº1, Tomo Nº 1, Doc. Nº 9, Folios 256 – 257. Fecha. 15- 06 -1925. Fondo Dirección General de Escuelas. Dpto. Archivo Histórico. Archivo General de la Provincia.

· Caja Nº 9, Tomo Nº 9 bis, Doc. Nº 49, Folios 1- 8. Fecha. 1946. Fondo Dirección General de Escuelas. Dpto. Archivo Histórico. Archivo General de la Provincia.

· Herrera Bustos, M. A. (1962). Un aspecto discutido de la vida de Sarmiento. San Juan: Archivo Histórico y Administrativo. Dpto. Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.

· Diaz Franco, A. Recuerdos de Provincia. Buenos Aires: Ed. De Publicaciones Simultáneas. Dpto. Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.

· Sarmiento, D. F. (1944) Vida de Nuestro Señor Jesucristo. Buenos Aires: Editorial Difusión. Dpto. Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.

· Bucich, A. J. (1938). Paula y su hijo. Penar de Sarmiento en el destierro. Buenos Aires: Federación Argentina de Sociedades Populares de Educación. En “Sarmiento, Lección de su infancia y su juventud”. Dpto. Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.

· Aubone, G. (1942). Los Eucaliptus, los mimbres y la Higuera de Sarmiento. Buenos Aires: Ministerio de Justicia e Instrucción Pública. Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos. Museo Histórico Sarmiento. En “Sarmiento, Lección de su infancia y su juventud”. Dpto. Biblioteca y Hemeroteca. Archivo General de la Provincia.


Publicado en sisanjuan.gob.ar el 27 de junio de 2020



El 19 de abril de 1867, nace en Mercedes, Buenos Aires, Roberto J. Payró. Escritor costumbrista, fundó el diario La Tribuna en Bahía Blanca y trabajó en La Nación. Entre sus obras se encuentran:...
Seguir leyendo.


San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario