Lunes, 23 de Noviembre de 2020      

Una dinastía que se prolonga

Estornell: una entrevista que pasó revista a una trayectoria

El siguiente artículo fue publicado en El Nuevo Diario el 30 de noviembre de 1990 en la edición 488

Héctor Daniel y Jorge Enrique Estornell en la bodega en calle Balaguer.
Estornell fue elegida la empresa del año en San Juan. La distinción fue conferida el sábado pasado, durante la entrega de los Mercurios de Oro. Principal exportadora de concentrados de uvas del país, con fuerte presencia en el difícil mercado norteamericano, la empresa ha hecho grandes inversiones en San Juan y está terminando una planta productora de televisión en Mendoza que será la más importante del interior del país. Al frente de este complejo industrial está hoy un joven de 34 años:

Héctor Daniel Estornell.

Lo veo ahí, sentado en el mismo sillón, en el silencio de la oficina instalada en la bodega de Santa Lucia. Observo los gestos, el trato afectuoso, el apasionamiento para contar las realidades en marcha y los futuros proyectos. Y —sí, es así— la sangre no miente. A través de Héctor Daniel viene a la memoria Jorge Enrique Estornell.


Cuando a mediados de año Jorge perdiera la vida en aquel trágico accidente aéreo que enlutó a San Juan, muchos se preguntaron: “¿Y ahora qué ocurrirá con las empresas?”.

La respuesta ya la conocemos. Ahí está su hijo, Héctor Daniel, sentado en el mismo sillón que ocupara Jorge. Siguiendo con la estirpe empresaria que inaugurara el bisabuelo José y continuara el abuelo Bautista.

—¿Fue difícil la transición?

—No, en absoluto. La empresa ya venía funcionando con una estructura que se mantiene. Mi padre había sabido delegar funciones por lo que su tarea era fundamentalmente de supervisión y evaluación de los proyectos que se ponían en marcha. Esa estructura ha seguido funcionando normalmente. Y nuestra mayor satisfacción es que todos los proyectos de papá se han cumplido y, hay algunos nuevos en marcha.

—De cualquier forma, las responsabilidades no son las mismas...

—En realidad se trata de dos empresas. Por un lado está todo lo referido a la bodega y las exportaciones, que se concentran en Estornell SACIFI. Por el otro, los canales de televisión. En la bodega hace tiempo ya que papá había delegado las funciones en Héctor Victoria, mi hermano y yo. El sólo le dedicaba algunas horas por semana. El resto del tiempo le prestaba mayor atención a la televisión. El cambio para mí es que yo, que estaba más metido en el tema bodega, debo compartirlo ahora con la televisión.

La semana pasada Estornell fue elegida “La empresa del año”, (1990) haciéndose acreedora del Mercurio de Oro que entregan la Asociación de Dirigentes de Empresas y la Cámara Juniors. Una distinción más que merecida pues se trata de una de las pocas empresas que invierte y crece en estos tiempos de crisis.

—Es un reconocimiento que agradecemos. La gente, en su gran mayoría, no sabe las inversiones que estamos realizando en la empresa. En los últimos tres años hemos invertido muchos millones de dólares para poner en marcha una tecnología que nos ubica en primer lugar en cuanto a producción de mostos se refiere. Hemos hecho el gasoducto, las cloacas, se ha adquirido la tecnología más moderna... A partir de diciembre estaremos produciendo 3.500 toneladas mensuales de concentrado, sin utilizar aun totalmente la capacidad productiva.

—¿Qué significa esa cifra en términos de mercado?

—Significa que produciremos tanto como lo que Argentina ha exportado este año. Significa, también, que compraremos esta temporada entre 55 y 60 millones de litros de mosto sulfitado, que representan unos 70 millones de kilos de uva.

—El diez por ciento de lo que produce San Juan...

—Efectivamente. Y significa también que toda esta tecnología nos ha posibilitado cambiar nuestro perfil exportador. Estamos dejando nuestros mercados tradicionales —Venezuela, Perú, Bolivia— para negociar en todo el mundo y, principalmente, con los Estados Unidos. Un mercado que no es fácil ya que se trata del principal productor de mostos del mundo y al que sólo se puede entrar con un producto de calidad competitiva.

—¿Y cuáles son las posibilidades?

—Más que de posibilidades siempre nos gusta hablar de realidades, de hechos concretos. Y en este caso nuestra presencia en el mercado norteamericano es ya una realidad. Además tenemos en marcha otro proyecto importante que es el de producir concentrados de frutas.

—¿Esto los transforma en el principal exportador de concentrados de uvas del país...?

—Así es. En el primer semestre de este año nuestras exportaciones representaron el 33 por ciento de las exportaciones de concentrados de uva de la Argentina. En el segundo semestre la participación será aun mayor.

Casado con Cecilia Zunino, padre de una hija, Héctor Daniel Estornell asume la conducción de la empresa con 34 años. A su lado están su madre, Ana Guallno de Estornell y su hermano, Raúl, de 25 años. "Llegar a ser una empresa líder es el fruto del trabajo de muchos años y de mucha gente”, dice. Y destaca, por ejemplo, la participación de Héctor Hugo Victoria, miembro del directorio y gerente general de la bodega. Y nombra también a Osvaldo Petronio, gerente técnico y a José Oliver, gerente financiero. Y al doctor Antonio Lloverás, asesor legal y síndico.

Luego con la misma pasión, pasa a comentarnos lo referido a la actividad televisiva:

Jorge Estornell S.A. permisionaria de los canales 7 de Mendoza y 8 de San Juan y también de Radio Calingasta. A cargo de las mismas se encuentra el gerente general Jorge Martínez, secundado por un grupo de personas de larga trayectoria en la actividad, como Enrique Mohammad en San Juan, Héctor González en Mendoza, Ernesto Riquelme en Buenos Aires y Víctor Echegaray en Calingasta.


—¿Hay grandes cambios en el mundo en materia televisiva...?

—Efectivamente, el advenimiento de los satélites han producido una verdadera revolución en comunicaciones, especialmente en televisión en donde se han achicado Ias fronteras. Otro avance tecnológico es la televisión de alta definición que ya se está ensayando en las más importantes capitales del mundo, es por ello que nuestra empresa se está preparando para estas transformaciones que impone el permanente avance tecnológico.

—¿En qué empresa participa Estornell...?

—Nosotros además de Canal 8 de San Juan y Canal 7 de Mendoza, junto a Radio Calingasta, participamos en la sociedad licenciataria del Canal 13 de Buenos Aires, hecho importante pues luego de 26 años de actividad en el interior y merced a nuestra experiencia pudimos acceder a la plaza de Buenos Aires. También representamos al Canal 13 de Río Cuarto (Córdoba) y la más reciente adquisición ha sido, a mediados del año la incorporación del Canal 7 de Santiago del Estero. Pero en materia de proyectos el principal, es terminar la planta productora que se está levantando en Mendoza.


—¿Qué características tiene esa planta...?

—Esta planta transformará a Canal 7 en el más importante del interior del país. Se trata de 3.600 metros cubiertos de construcción, dispuestos en módulos con todas las comodidades para producir grandes realizaciones y hasta incluye un anfiteatro con capacidad para 30 personas. En materia de equipamiento, el mismo será renovado en casi su totalidad para poder afrontar tos proyectos que tenemos de exportación de programas. Además se trasladrá la planta transmisora al Cerro Arco, una torre natural de 1.700 mts que junto al transmisor adquirido de más reciente tecnología en estereo, nos permitirá poner en el aire una imagen y sonido perfectos y por supuesto nos proporcionará mayor alcance.

Héctor Daniel es un enamorado de tos deportes. “En estos momentos estamos haciendo un torneo de paddle con el staff de la bodega”, comenta. Su otra gran pasión son los aviones. Vuelo todos los fines de semana”, dice. Pero el tema de las empresas vuelve, recurrente. Y, naturalmente, un tema insoslayable en una conversación con un empresario que dirige parte de su producción a los mercados externos, es la situación global de la economía.

—¿Cuáles son las perspectivas del país?

—Hay un cambio de mentalidad. Lamentablemente no es todo lo profundo que se requiere para que el país se inserte en un mundo que también sufre profundos cambios. Por ejemplo, un dólar desfasado con la realidad perjudica a todos los que han hecho un gran esfuerzo para exportar.

—Además de un cambio favorable... ¿qué es necesario para llegar a los mercados Internacionales?

—Las empresas deben conocer qué pueden producir. En ese sentido, es importante que los empresarios viajen. Luego, es necesario contar con la tecnología que posibilite competir en precio y calidad en un marco de rentabilidad.

—¿Podremos lograrlo?

—Yo soy optimista. Espero que en el corto plazo se reviertan los signos negativos que se advierten y que ese gran esfuerzo que todos hacemos fructifique.

—Al margen, Estornell ¿por qué siempre en San Juan?

—Hoy en día el teléfono, el fax, tos aviones, nos han acercado a todo el mundo. Ya desde cualquier parte se pueden hacer negocios. Tal vez algunas inversiones hubieran sido más redituables en otras partes. Pero nacimos sanjuaninos y queremos seguir siéndolo.

Ver artículo: Estornell, una familia en la actividad artística cultural y televisiva de la provincia



El 23 de noviembre Día Nacional de Defensa Civil.   Esta institución nació en la Argentina durante la Segunda Guerra Mundial como Defensa Pasiva Antiaérea organismo destinado a...
Seguir leyendo.


San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario